VENDIENDO CON SERVICIO

Category: Contenido emocional, El nuevo consumidor

Vendiendo con servicio ¿A qué se refiere? El verdadero arte de vender es cuando el cliente no siente que le estás vendiendo, sino que le estás dando servicio a través de la atención y el empeño que podés en que el rato que esté en tu restaurante sea el más cálido y disfrutado posible.

Hemos mencionado anteriormente en nuestro blog la importancia de fidelizar a los clientes, ofrecerles una distinción para poder sobre salir en el mercado, el cliente moderno llegó para cambiar los paradigmas dentro de un restaurante y las herramientas de su uso diario marcan un punto importante en el  que debemos participar para poder gozar de esa cercanía con nuestro comensal y es que ya no basta con brindar un buen servicio en el lugar, aprovechá la tecnología (canales de whatsapp para atención y reservaciones, facebook, tu página web)… todos son eficientes canales de venta que están a tu alcance para estrechar la cercanía que ocupás para ser el favorito entre todos los demás , al lograrla establecemos un vínculo directo, proporcionándole en cada visita, un verdadero deleite culinario, un catálogo de sensaciones que le impulsen a  querer repetir una y otra vez y también esa cálida sensación de hacerle sentir en familia.

Son varias las actitudes que deben tener los miembros del equipo en un restaurante para hacer sentir a sus clientes como parte del mismo, pero primero debemos comenzar por conocer cual es nuestro mercado, la técnica de servicio que usaremos y si estas técnicas son enteramente de su agrado.

La magia de vender en un restaurante es convertir la venta en servicio al cliente, de manera que el comensal no siente que le estás vendiendo sino que lo estás atendiendo.

Muestra la mejor actitud e interés de colaborar en una llamada para reservar, ¡Estás vendiendo una mesa! Nunca subestimés si es una mesa para dos, o para diez personas, un error muy común en el que caemos, perfectamente quien reserva dos espacios hoy si se siente a gusto mañana reserve diez y siempre debe sentir que se le atendió maravillosamente.

Ofrecé siempre algo más, sin caer en el exceso al punto de interrumpir constantemente una mesa, se debe estar al pendiente del momento en que sería oportuno ofrecer algo más del menú, una recomendación especial para ese cliente especial conocé a tu cliente lo suficiente para saber sus gustos, por ejemplo: si un comensal siente predilección por los tintos y llega a tu restaurante podrás ofrecerle la botella especial de la semana, el se sentirá motivado por la recomendación, satisfecho por el servicio y vos estarás  moviendo tu inventario vendiendo con excelente servicio.